INICIO NOTAS ON BOARD DISEÑO EVENTOS MODA BELLEZA SOCIAL BRANDY INSTITUCIONAL SOMOS BRANDY CLIENTES SERVICIOS CONTACTO SOCIAL FACEBOOK TWITTER INSTAGRAM
13/07/2018

Bulgari Wild Pop:

¡La marca romana suelta su lado salvaje de los 80's con la nueva alta joyería Wild Pop!

Una pulsera de la línea “Synthesizer. Pop Mics” con piedras de colores talladas con formas de micrófonos.

Una pulsera de la línea “Synthesizer. Pop Mics” con piedras de colores talladas con formas de micrófonos.

Por
Brandy

La nueva colección de alta joyería de Bulgari, bautizada "Wild Pop" ("Pop Salvaje"), celebra el glamour de los años ochenta con sus mitos y protagonistas, el primero de todos el multifacético artista Andy Warhol, con un desfile en el Stadio dei Marmi (Estadio de los Mármoles) de Roma, seguido de una gala con música en vivo. La vista de Manhattan, series de televisión como Dinastía y División Miami, el uso de la marihuana, los rulos, piedras talladas como micrófonos en honor de Madonna, Prince y David Bowie, todo forma parte de la visión icónica de una época que marcó tendencias.

La inspiración nació cuando Lucia Silvestri, directora creativa de Bulgari, la primera diseñadora en ocupar este rol luego de los hermanos Nicola y Paolo Bulgari, visitó la Fundación para las Artes Visuales Andy Warhol de Nueva York, inaugurada en 1987, que contaba con catálogos de la joyería en el archivo del artista plástico durante los ochenta. "Quería crear algo sobre este fantástico diálogo entre Bulgari y Warhol", explicó Silvestri en un anticipo de la presentación en Villa Farnesina. "Como si se tratara de un desafío me volvió a la mente la lección recibida trabajando con Nicola y Paolo Bulgari que me repetían 'debes atreverte'", contó.

Misión cumplida, con "Wild Pop" la creadora elaboró una colección audaz hechas de joyas con un diseño moderno y gemas magníficas en combinaciones inéditas. "Parto siempre de las piedras porque así me fue enseñado y porque por treinta años adquirí pedrería para la maison en todo el mundo con la familia Bulgari. El paso a diseñar las colecciones fue casi natural, ellos me apoyaron, sucedió en 2013", recordó Silvestri.

El color, señal distintiva de la firma resultó ahora interpretado en su expresión más irreverente. No solamente los temas de la colección son "salvajes", sino también la delicada combinación que tiene por tema la marihuana, titulada "Happy Leaves", en oro blanco con 14,63 quilates de diamantes y 5,60 quilates de esmeraldas, inspirada en la película "Buscando desesperadamente a Susan", en la que Madonna comparte un porro con un amigo. "Salvajes" son su colorido caleidoscópico y sus enormes dimensiones. "Wild Pop" representa el tributo a una era marcada por el deseo de tenerlo todo y celebra al mismo tiempo el lazo entre Bulgari y Warhol.

Fue la época en la cual las mujeres vestían chaquetas con hombreras y tacones aguja, mientras que por las noches usaban faldas acampanadas y largos vestidos de sirenas. En 1981 se presentaba la señal de cable MTV, que transformó a Michael Jackson, Madonna, Prince y David Bowie, en megaestrellas. Artistas como Andy Warhol, Jean Michel-Basquiat y Keith Haring rompían con las convenciones y las creaciones de Bulgari se insertaban en este contexto. Bulgari fue por aquellos años un pionero de la "logo-manía". El icónico reloj con la incisión dos veces de la marca fue un bestseller, uno de los primeros ejemplos de joyas con logo.

Nacido en los años 40 el célebro diseño de reloj brazalete "Tubogas" alcanzó en los ochenta el máximo de popularidad. Los collares adornados con antiguas monedas de estilo griego y romano antiguo figuraban entre las joyas más codiciadas. Los usaban la princesa Carolina de Mónaco, Nancy Reagan y la actriz Jane Fonda.
Durante aquellos años Nicola Bulgari se enamoró de Nueva York y la convirtió en su lugar de residencia. Pronto se insertó en el "jet set" de la ciudad y comenzó a diseñar piezas especiales para clientes célebres.
En diciembre de 1981 le contaba al New York Times cómo la maison iba a la caza de piedras raras: "Buscamos siempre lo imposible", decía.

Nicola se acercó a Warhol poco después de afincarse en Nueva York. El rey del Pop Art se convirtió en un gran admirador de las colecciones de Bulgari, de los colores brillantes de las gemas y de la fascinación por el estilo romano. En esta revisión encarnada en "Wild Pop", el collar "Queen of Pop" reinterpreta en platino una forma típica de los ochenta empleando un zafiro central de 24,80 quilates rodeado de baguettes, turmalinas y zafiros.
La pieza "Supreme Diamond Light" evoca la silueta de Manhattan combinando ónix y diamantes. El collar "Magnificent Green Ruffles", con una esmeralda central de 34,12 quilates, está inspirado en Alexis Carrington, la icónica malvada de la serie televisiva "Dinastía", a cargo de Joan Collins.

"Flamingos" es un collar en oro rosado, ónix y diamantes, mientras que "Palms" tiene oro amarillo, ágata, cornalina y diamantes para conformar palmeras tropicales, todo en homenaje de la tira "División Miami", que protagonizaban Don Johnson y Philip Michael Thomas como unos peculiares detectives. Finalmente en Madonna y David Bowie se inspira la línea "Synthesizer. Pop Mics" con piedras de colores talladas con formas de micrófonos.

 

BUSCADOR POR TAGS

COMENTARIOS